Nuevos CURSOS PARA SOCORRISTAS 2017

A juicio la muerte de una niña ahogada en la piscina de Ripoll Cinco empleados de la instalación están acusados por homicidio imprudent...

miércoles, 4 de abril de 2018

A juicio la muerte de una niña ahogada en la piscina de Ripoll

Cinco empleados de la instalación están acusados por homicidio imprudente

La piscina de Ripoll.

 

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Ripoll (Ripollès) ha enviado a juicio a cuatro monitoras y al director de la piscina municipal de Ripoll por la muerte de una niña de cuatro años que murió ahogada durante un cursillo de natación en mayo de 2017. El auto, que pone fin a la instrucción, ve indicios de “homicidio por imprudencia grave” porque ese día no había “personal haciendo funciones de socorrista ni en la piscina pequeña ni en la grande”, entre otras carencias, y hace responsables civiles de lo ocurrido al Ayuntamiento de Ripoll y al Departamento de Educación. Según el auto, los indicios se desprenden “del atestado e informes periciales de los Mossos, de las declaraciones de los investigados, testificales y del resultado del informe médico forense”.

La pequeña falleció el viernes 19 de mayo de 2017. Ese día, 27 alumnos de P4 de la Escuela Pirineu de Campdevànol fueron a hacer un cursillo de natación a la piscina. Según se describe en el auto, la sesión era de 50 minutos, estaba programada a 10.50 y dividida en dos partes. La primera, de 40 minutos, era de actividades dirigidas por cada monitora a un grupo de niños. Posteriormente, los menores disponían de 10 minutos de juego libre “en los que todos se agrupaban en la piscina pequeña”.

La juez considera acreditado que ese día Eva B.R. tenía asignadas las tareas de socorrista de 09.45 a 11.45 horas, turno que coincidía con el curso. Pero como faltaba una monitora para dar el curso, “pasó a cubrir esta vacante de monitora y no de socorrista”.
Ese día fueron a la piscina 27 niños acompañados por dos profesoras de la escuela y otras dos en prácticas. En la piscina se hicieron cargo de ellos 4 monitoras. “No había personal realizando las labores de socorrista ni en la piscina grande ni en la pequeña”, destaca el auto. Relata la juez que “ninguna monitora ni profesora advirtió la ausencia de la pequeña” hasta que el resto de niños ya se habían puesto los albornoces y se dirigían a los vestuarios. En ese momento una de les profesoras vio un albornoz y unas chanclas en el banco de piedra donde los niños dejaban sus cosas, fue al vestidor a ver si estaba la niña, pero una de las monitoras la encontró flotando en la parte profunda de la piscina pequeña.

“Negligencia grave”

Respecto al director de la piscina, Jordi G.C., el auto concluye que “incurrió en una negligencia grave”. Detalla varias razones, entre ellas que el informe de los Mossos aprecia una “deficiente visibilidad de la parte profunda de la piscina pequeña”. Sumado a que el día de los hechos “no había el personal socorrista” obligatorio en este tipo de instalaciones debiendo incluso reforzar su presencia “cuando se llevan a cabo actividades con niños de tan corta edad que se inician en la natación”. Determina la juez que la situación que se vivió, de falta de una de las monitoras, que hizo pasar a la socorrista a cubrir esta vacante y dejar la piscina sin socorristas, “no fue imprevisible”, porque como mínimo se sabía des del día antes.
Ahora se abre un periodo de 10 días para que Fiscalía y acusaciones particulares decidan si acusan o no y en el caso de hacerlo manden su escrito de acusación

No hay comentarios:

Publicar un comentario